5 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE REFACCIONAR

Sumergidos en la incertidumbre de reformar o no nuestra vivienda, tal vez no sea el mejor momento de iniciar este proyecto, pero si por fuerza mayor lo tenemos que llevar a cabo, sería importante tener en cuenta algunas cuestiones previamente. Para esto dejamos una breve guía que tal vez nos pueda ayudar en la toma de esta decisión.

1- BUSCAR MÁS DE UN PRESUPUESTO:
A la hora de contratar un servicio cualquiera sea, es bueno tener referencia de otros valores para saber dónde estamos posicionados, y aunque estemos decidido con uno en particular sea porque es recomendado o por algún otro motivo, Deberíamos igualmente confirmar que tipos de tareas y servicios estoy recibiendo. Justamente, cuanto más aceptable nos parece, mas debemos observar. Ya que la mayoría de las decisiones, las tomamos por el sentido emocional más que por el racional.

2- LA INGENUIDAD NO SIRVE COMO ARGUMENTO LEGAL:
Si bien es verdad que no estamos obligados a conocer de construcción para contratar este servicio, es sumamente importante leer el contrato y ante cualquier expresión técnica que se desconozca, preguntar y disipar dudas, Es mejor confrontarlas antes de firmar, ya que a la hora de reclamar alguna desconformidad, el constructor se remitirá al contrato.

3- COMO EVALUAR EL PRECIO:
Generalmente al solicitar un presupuesto, nos encontramos con valores bastantes diferentes entre ellos, y aunque no se busque hacer economía sino pagar, solo lo que el trabajo vale, entramos en la disyuntiva de que decisión tomar… si contratamos el de menor costo, estaremos con ciertos temores en la calidad del servicio, por lo contrario, si contratamos el de mayor valor, con cierta resignación.
Para ayudar en esta difícil elección, debemos tener en cuenta que a la hora de cotejar los presupuestos, deberán ser comparados valores de empresas con empresas, contratista con contratista. De este modo, los valores no deberían ser tan diferentes.
También sería bueno tener en claro que la palabra barato no es ahorro, sino, menos servicios. Podría no tener, por ejemplo, supervisión técnica, diseño, planificación.

4- INSTANCIAS DE GARANTÍAS:
Suponiendo que cada uno de los nombrados aplicara El arte del buen construir, si contrataras una empresa, esta, da garantías por el técnico supervisor, por el que realizara el trabajo, y por el trabajo mismo. Si contrataras a un contratista, este da garantías por quien realizara el trabajo y por el trabajo. Y si contrataras a un albañil, daría garantías de su trabajo.

5- QUE ESPERAR DEL CONSTRUCTOR:
Cualquiera sea la entidad que se contrate (albañil, contratista, Arquitecto o empresa constructora) todos deberán conocer y aplicar EL ARTE DEL BUEN CONSTRUIR. Este un concepto propio de la construcción, implícito en sí mismo. No es preciso que este escrito en un papel, es un deber profesional y un compromiso ético y moral ejecutar las obras de la mejor manera. Es poner todas las capacidades con la excelencia que la obra necesita, para que esta de los resultados deseados.

Para evitar conflictos o disgustos a la hora de llevar adelante la REFACCIÓN o construcción de tu vivienda, es importante nivelar las interpretaciones personales y no dar por sobre entendido nada, ya que cualquier situación no clarificada se verá reflejada en los resultados negativos en el final de obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *